RSS

¡Que no cunda el pánico! El Community Manager también puede caer.

31 Dic

Imagen: freedigitalphotos

Imagen: freedigitalphotos

El pasado domingo estaba pensando sobre que podía escribir para hoy en el blog cuando recibí un mensaje a través de Whatsapp, indicándome un amigo que había recibido un mensaje privado desde mi perfil en Twitter.

Pues bien, después de ver la imagen que me había adjuntado en el mensaje, pude comprobar que, efectivamente, el mensaje había sido enviado desde mi perfil en la red social de microblogging.

¡Sorpresa! El mensaje enviado desde mi perfil de Twitter no lo había enviado yo y tampoco lo tenía programado en Tweetdeck. Mi “sorpresa” dominical fue en aumento cuando compruebo que ese mensaje ha sido enviado a todos mis followers.

Ahora sí:

– ¡Alarm!¡Alarm! Pasamos a DEF COM1, ¡Nos atacan! (Como me gusta el dramatismo de las pelis americanas :p)

Bromas aparte, el cabreo y cierta indignación iban en aumento por la situación que estaba viviendo un plácido domingo cualquiera. Situación provocada por mi pobre estupidez; lo reconozco, soy estúpido 😦 ¡He caído!

En fin, os pongo en antecedentes:

Capítulo1. El origen del Mal:

El sábado a medio día recibí un mensaje privado de una empresa que conozco y que somos followers recíprocos. No me extrañó recibir la comunicación privada. Tampoco me extrañó que el mensaje viniese en inglés, ya que suele ser habitual puesto que tienen bastantes clientes de habla inglesa y, resulta más cómodo enviar las comunicaciones estereotipadas para todo el mundo.

El mensaje llevaba también un enlace hacia una aplicación de Facebook. Hasta aquí nada raro ya que también tienen presencia en dicha plataforma social y no es de extrañar que tengan desarrollada una aplicación propia para la difusión de sus servicios y comunicaciones.

Como bien os podéis imaginar, es partiendo de esta aparente normalidad, donde se produce mi grave error (por ingenuo). Di por supuesto que es un mensaje legítimo y no me paré a comprobar con ellos la veracidad de la comunicación recibida.

Capítulo 2. La voz de Alarma:

Después de haber caído como un auténtico pardillo y haber ejecutado la aplicación de Facebook (por cierto, la aplicación después de cargar, da error), recibo, como os comentaba al principio de este post, el mensaje de un amigo a través de Whatsapp con la imagen del mensaje de mi cuenta en Twitter.

Cuando compruebo que no se lo he enviado, le pido que bajo ningún concepto lo ejecute y que lo elimine directamente porque es spam a través de Twitter.

Incendio apagado ¡Uf!, ¿Menos mal?

Capítulo 3. El inicio de la Crisis:

Tras creer que ya estaba todo solucionado, compruebo con estupor que el mensaje maligno ha sido enviado a todos mis seguidores de Twitter. Así que toca a empezar a apagar incendios, a minimizar los daños y a enmendar mi error.

Mientras tanto no puedo dejar de repetirme en esta cabecita loca: “¡Serás pardillo!”.

Capítulo 4. ¡Zafarrancho de Combate!

Una vez comprobada la magnitud de la catástrofe apocalíptica que yo solito he generado, lo primero que hice es poner en conocimiento de mis seguidores lo sucedido y pedirles que por favor no ejecuten la aplicación que les ha llegado y la eliminen.

Al mismo tiempo estoy como un poseso eliminando uno a uno todos los mensajes enviados a través de mi cuenta para que los posibles afectados por mi metedura de pata, no se vean afectados si es que aún no han accedido a los mensajes privados que tengan.

Por otra parte, estaba comprobando en otro navegador repartido en pestañas, que la “puñetera” aplicación sea realmente de Facebook y, que esté utilizando mi cuenta en Twitter para generar spam.

Capítulo 5. La guerra de las Termópilas:

Después de investigar un poco sobre la plataforma de procedencia de la “aplicación del diablo”, comienzo la tarea de denunciarla ante la red social que está utilizando para inundar mi cuenta de Twitter en el lanzamiento de spam. Además, me tomo mi tiempo para sacar la mejor captura de pantalla posible y anexarla a dicha denuncia ante los administradores de la seguridad de Facebook.

En la propia herramienta que facilita Facebook para la denuncia se me invita a que la elimine o bloquee desde el panel de las aplicaciones del perfil que tengo creado. ¡Sorpresa!, la aplicación utiliza el perfil de Facebook pero no queda registrada para que la puedas eliminar o bloquear desde la plataforma de aplicaciones. Esto lo pongo también en conocimiento de Facebook.

De vuelta a Twitter, comunico a mis followers las acciones emprendidas contra esa aplicación y les recomiendo actuar en el mismo modo para que eviten males mayores.

Capítulo 6. Oteando el Horizonte:

Ya que estamos en Twitter, no está demás informarles de todo lo acontecido a través de mi cuenta, ya que si de algo se preocupa Twitter, entre otras muchas cosas, es por su lucha contra el spam y las acciones que favorezcan a su propagación.

Así mismo, me pongo en contacto con la empresa desde la cual me llegó en mensaje para que puedan actuar en consecuencia y no se vea dañada su imagen.

Moraleja:

Por mucho tiempo que llevemos en esto y muy expertos que podamos llegar a ser, en una hora tonta, nos pueden engañar. Del modo en que reaccionemos y en el tiempo que tardemos, dependerá nuestro éxito.

Y tú, ¿Has caído alguna vez?

PD: ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 31 diciembre, 2012 en Autor, C.M., Inicio

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Una respuesta a “¡Que no cunda el pánico! El Community Manager también puede caer.

  1. covenred

    31 diciembre, 2012 at 11:17 pm

    Reblogged this on covenred and commented:
    Como vender en las redes sociales Covenred

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: