RSS

¡Sólo puede quedar uno! ¿Estaremos cometiendo un lamentable error?

07 Ene

Imagen: MorgueFile

Imagen: MorgueFile

Recientemente he estado asistiendo como espectador a un debate muy interesante sobre cual debe de ser el perfil más idóneo que debe reunir un Community Manager, además de sus funciones y capacidades profesionales.

El debate fue originado por un usuario de la red social LinkedIn, cuya pregunta fue muy simple y directa: “¿Por qué todas las ofertas de CM exigen que los profesionales sean licenciados en periodismo? ¿No es un informático igualmente válido?”.

Muchos de vosotros podréis pensar que esta pregunta tiene cierto “veneno” dentro; sin embargo, creo que desde un punto de vista puramente analítico, tiene su sentido ya que las redes sociales surgieron de la informática y, más concretamente, de la evolución de la tecnología y del arduo trabajo y del empeño de esos “locos” llamados tecnólogos o genios.

A lo largo del debate, se han ido vertiendo un sinfín de comentarios y argumentaciones tanto a favor como en contra del tema planteado que, bajo mi opinión, ha finalizado en un encarnizado y muy velado campo de batalla sobre quien o cual es más apto para desempeñar el trabajo de un Community Manager. En resumen, se ha cambiado el origen primario de la consulta que ha originado el debate en un “quítate tú para ponerme yo”, es decir, un simple Periodismo VS Marketing VS Publicidad VS Informática.

Sinceramente, creo que todos parten con algo de verdad y con argumentarios muy coherentes y acertados. Sin embargo, también creo que se parte de un punto de partida que no es del todo cierto; el Community Manager, no es un título que se pueda otorgar a tal o cual titulación universitaria (a día de hoy, claro).

También podemos asistir a un sinfín de cursos, másteres,  webinarios, etc, cuyo objetivo es el tratar de formar en el área de la gestión y las atribuciones de las funciones de los CM y algunos otros, lamentablemente, sólo sirven para perder el tiempo y el dinero. Pero eso sólo es el principio de un largo camino en el que en muchas ocasiones toca remangarse e introducirse en el fango para poder sacar algo de luz al final de tanto trabajo y, eso no es una garantía de éxito al final de todo el proceso.

Esta guerra velada que os comentaba anteriormente, también pone de manifiesto otra realidad; la dependencia de las “titulitis” que afecta a nuestra sociedad y cultura educativa (muy pobre en muchos aspectos, bajo mi punto de vista). No creo que por tener una titulación universitaria en particular nos convirtamos en la mejor opción para desempeñar las funciones de un CM; eso sí, te da un punto de partida algo más sólido ante cuestiones que requieran del empleo que “supuestamente” hemos adquirido a lo largo del periplo universitario. Y seamos sinceros, la Universidad en demasiadas ocasiones está descontextualizada de la realidad socio-laboral y se convierte en un mero trámite de ir pasando exámenes hasta obtener una titulación que nos permita optar a un trabajo; y es entonces cuando nos damos cuenta que nos tenemos que poner las pilas para poder afrontar dichas tareas.

Gracias a este genial debate, he podido entre ver que, tratándose de un debate entre CM, es muy curioso comprobar que algo tan básico como ha de ser el compartir contenidos y conocimientos, se envuelve en una “riña” bizantina; es decir, largar discusiones en las que los interlocutores aportan sus argumentos y sin que se pueda resolver jamás porque dichas discusiones tratan sobre cuestiones que nadie puede probar en un sentido o en otro como ciertas.

Llegados es ese punto resulta aún más turbador el ir comprobando, como a pesar de las buenas formas, maneras, trato en todo momento correcto y afable en la exposición de los diferentes puntos de vista, aclaraciones y respuestas a otros usuarios de la red y, de este debate en particular, en vez de ir sumando esfuerzos hacia el mismo fin último, se persiste en la pobre idea de mantener la postura inmutable; cayendo entonces en un error primario para el trabajo de un CM.

Entre las diferentes atribuciones de un CM está la capacidad de comunicación; esto es, que se es capaz de escuchar, transmitir ideas y conocimientos y poder analizar esa información para tratarla como propia y poder así transformarla para crear una nueva realidad. Esto, dicho así de rápido, realmente encierra algo mucho más profundo. Estamos hablando de la capacidad social de relación de las personas, bien sea esa relación en el plano físico, afectivo, emocional, intelectual o, como es nuestro caso, en el plano virtual.

La capacidad de relacionarse y comunicarse es una característica intrínseca no sólo al ser humano sino a los primates (de los cuales seguimos formando parte), es decir, somos seres gregarios que dependemos del grupo para poder sobrevivir y coexistir. Esto último a lo que me refiero, como bien podéis imaginar no pertenece a ninguna de las áreas del debate puestas en liza (Informática, Periodismo, Marketing y Publicidad), sino que entra dentro del ámbito de la Sociología y, que nos puede ayudar a comprender mejor por qué las Redes Sociales y los Social Media, tienen la trascendencia que están alcanzando.

Así mismo, la capacidad de modelarse que debe tener un CM para no quedar obsoleto, ha de venir precisamente de su plasticidad mental; esto es, de la capacidad que tenga el CM para poder adaptarse a los cambios que se produzcan en su ambiente, en este caso, la Red. Como se puede comprobar, en este último aspecto, está más implicada una de las definiciones que sobre la inteligencia nos ofrece la Psicología Evolutiva del desarrollo humano.

Es fácil deducir por tanto, que si estamos en un entorno tecnológico cambiante, donde la creación de contenidos evoluciona, el modo de comunicación cambia y las estrategias que seguimos han de ser innovadoras; es preciso ir sumando esfuerzos desde diferentes áreas del conocimiento para aportar todo lo requerido a nuestras supuestas atribuciones como CM. Ya que si restamos, nos estamos empobreciendo como profesionales y como personas y dejamos al descubierto nuestra incapacidad ante las adaptaciones que de nuestro medio digital se nos exige.

Y tú ¿sumas o restas?

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 7 enero, 2013 en C.M., Inicio

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

4 Respuestas a “¡Sólo puede quedar uno! ¿Estaremos cometiendo un lamentable error?

  1. olgagutierrez

    7 enero, 2013 at 9:26 pm

    Yo sumo, como nos seguimos ya sabes mi idea. Los títulos de Commuity Manager ahora mismo no garantizan buenos profesionales ya que no existe un título como tal homologado y reglado, están claras las competencias: identificación de la estrategia de marketing, observación y recopilación de información relevante para la marca o producto, relación con los clientes y consumidores y adaptación y continuo aprendizaje de los medio de comunicación. Este mis de competencias necesitas de profesionales con estas capacidades y no necesariamente han de ser periodistas o informáticos. Estamos en la era de las competencias y capacidades no de la titulitis y el movimiento se demuestra andando!. 😉

     
    • elcuadernodejota

      8 enero, 2013 at 9:56 am

      Hola Olga!
      Me encanta ver que eres de las personas que suman en esto de los Social Media y los Community Managers 🙂
      Como muy bien indicas estamos en el tiempo de las competencias y capacidades profesionales y personales. El título que tengamos ha de ser simplemente el punto de partida desde el cual poder desarrollar nuestro trabajo.
      Por otro lado, también está cambiando la relación empresa-trabajador hacia un modelo de empleos; es decir, que se contrata al candidato por sus capacidades y cualidades, sin que este tenga que ser miembro del equipo de trabajo permanente de la empresa y que no necesariamente han de estar centrados en la misma oficina.
      Debemos de tener una mente mucho más flexible para los tiempos que estamos viviendo y disfrutar de ese aprendizaje que nos dan los nuevos caminos. Y hasta que no seamos capaces de aprender esta lección, difícilmente seremos capaces de tener nuestro propio Silicon Valley.
      Saludos!

       
  2. Shamadi

    8 enero, 2013 at 1:55 am

    Completamente de acuerdo contigo, en mi ámbito laboral nunca faltan los requisitos que “minimizan” la capacidad o talento de un profesional. Conozco community managers que son desde licenciados en periodismo hasta publicistas y diseñadores, todos ellos con igual talento en los Social Media.

    Como tú mencionas considero que no está en el título el talento, creatividad y habilidad de una persona. Se ha deformado el espectro de lo que muchas ofertas de trabajo buscan, es concebible que con el Community Manager sea igual siendo una profesión de reciente aparición. Me imagino que si se pide que un licenciado en periodismo esté al frente del Social Media es por su perfil de egresado: buena escritura, buena redacción, ojo periodístico, buena ortografía, etc… aunque creo que está mal concebido esto para todas las empresas, pues cada empresa tiene un giro y meta distinto.

    Si hubiera más apertura ante el perfil de lo que debe ser o buscarse en un Community Manager quizá no se estarían dejando fuera tantos talentos.

    Un saludo desde México, DF.

     
    • elcuadernodejota

      8 enero, 2013 at 10:09 am

      Hola Shamadi!
      Muy buena reflexión la que nos ofreces.
      Tienes toda la razón cuando haces hincapié en que exclusivamente por la titulación que tenga un candidato, este pueda quedar fuera del puesto de Community Manager, y no se tengan en cuenta las capacidades y cualidades que le hacen merecedor de tal puesto.
      Por desgracia esto suele repetirse más de lo deseable y se desperdicia mucho y muy buen talento. Los cambios impuestos por el desarrollo tecnológico y la revolución en los modos en los cuales nos comunicamos (y nos comunicaremos), dejan atrás todas esas reglas tradicionales de cómo operan las empresas en su día a día, y les exigen cambios radicales para los cuales, en muchas ocasiones, tanto el empresario como los trabajadores, no están lo suficientemente preparados, por el desconocimiento del mundo digital y se ven sobrepasados y abrumados por la rapidez con la que evoluciona el medio.
      Si entre todos conseguimos “normalizar” esas experiencias, en vez de ser vistas como algo traumático e inaccesible, lo convertiremos en algo cotidiano y de este modo, la figura del Community Manager dentro de la empresa pueda ser percibida con mayor nitidez y se comprendan sus funciones, atribuciones y capacidades.
      Me alegra ver que también eres de las que suman 🙂
      Saludos!

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: