RSS

Reinventarse o Morir

30 Ene

Imagen: Vanessa Aslan

Imagen: Vanessa Aslan

Hace ya algún tiempo que vengo observando en mi entorno que se están produciendo pequeños cambios que me hacen plantearme la posibilidad de querer emprender nuevos proyectos laborales, aunque realmente no tenga decidido que camino sea el más adecuado para iniciarlo.

En este tiempo de incertidumbre, crisis, apatía y negatividad colectiva y socio-laboral en el que nos estamos moviendo, no suele verse con muy buenos ojos que uno se plantee un reto como éste.

Es habitual recibir comentarios en este sentido entre incrédulos y desconfiados, con expresiones tales como:

“¿Tú te lo has pensado bien?”

“¿Te vas a meter en aventuras y “tonterías” así sabiendo como está de mal el patio?”

O comentarios más directos (los que más me gustan):

“¡Tú estás “chalao”, mal de la cabeza!”.

Pues bien, no hace mucho que en una reunión de amigos, tuve el placer de asistir a una magnífica comunicación de cómo poder reinventarse o morir desarrollando labores profesionales que no satisfacen plenamente a quien las lleva a cabo.

En este sentido me ha encantado poder contemplar como las personas cuando tienen una determinación firme por conseguir la propia satisfacción laboral y personal, son capaces de conseguir reinventarse por completo. Aunque para ello tengan que empezar desde cero para poder poner en pie su proyecto contra viento y marea.

Resulta muy entretenido y grato escuchar en primera persona las ilusiones, expectativas, contratiempos, objetivos y sueños de una persona emprendedora por naturaleza y ver como, gracias a su inconformismo, sigue empecinada en conseguir todo aquello a lo que aspira por duro y difícil que se ponga el camino; máxime cuando lo hace con una sonrisa en la cara (aunque ya se haya curtido en mil y una batallas).

El resultado de poder tener el testimonio de una persona emprendedora de primera mano, es capaz de hacer que nos replanteemos si las funciones o, el propio trabajo que desarrollamos de modo habitual, es el que realmente pretendemos llevar a cabo o si cumple con nuestras expectativas a nivel laboral y personal; es decir, ¿Disfrutamos con ello?, ¿Nos hace feliz? O ¿Somos realmente productivos en nuestro trabajo?

Ciertamente, las respuestas a estas preguntas están más próximas a la relación afectiva que podemos llegar a tener con nuestros quehaceres laborales. Dicho de otra forma, ¿Cuál es la implicación emocional que tenemos o deseamos poder tener con nuestro trabajo para que nos haga sentirnos felices y ser productivos en él?

Evidentemente las repuestas que podamos dar a esta pregunta pueden ser muy variadas, sin embargo, en todas ellas vamos a tener como factor común; el deseo de sentirnos satisfechos con nuestro trabajo y por ende, con nosotros mismos. Es decir, tratamos de buscar cierto nivel de felicidad con aquello que estamos haciendo.

Y eso es precisamente lo que ha conseguido (aunque a veces lo pierda de vista) la creadora de los tocados y complementos de alta gama Vanessa Aslan y Piezas con Encanto.

La grandeza de su hazaña radica en haberse reinventado así misma desde sus conocimientos sobre Medio Ambiente para ser una “Sombrerera Loca” (igual que el personaje del Sombrerero Loco del cuento de “Alicia en el País de las Maravillas”). Ha sabido adaptar sus conocimientos medioambientales al mundo de la moda a través de sus sombreros y  tocados, y los ha replanteado a la alta costura, dando con ello un plus de exclusividad a sus diseños y colecciones partiendo de elementos naturales (como no podía ser de otro modo 🙂 )

El planteamiento de sus productos de alta costura es altamente especializado por lo que su competencia directa es reducida y selecta. Como contrapartida, la inclusión de sus creaciones también tienen, a priori, el hándicap de ser un entorno selecto donde prima la exclusividad, la calidad y la excelencia en los acabados de sus creaciones. Escollo que ha sabido solventar de modo eficiente gracias a su dedicación y profesionalidad, requeridas en el difícil mundo de la moda, a base de trabajo y dedicación exclusiva por promocionar selectivamente la presentación de sus creaciones.

También ha sabido plantear muy acertadamente la colaboración con otros creadores y la participación en eventos que van dando relevancia al trabajo realizado y facilitan la creación de relaciones colaboradoras con otros creadores del sector y el establecimiento de contactos que pueden dar beneficios mutuos; sobre todo a medio y largo plazo.

Otro “palo” que también a acertado a tocar para dar a conocer sus creaciones ha sido la creación de perfiles en redes sociales tales como Facebook y Twitter y, como no podía ser de otro modo, también se ha lanzado al fantástico mundo del Blog como modo de acercamiento a sus potenciales clientes y otros creadores que también puedan relacionar sus contenidos sobre creaciones en el mundo de la moda en un modo mucho más personal.

También ha cuidado el detalle de tener una website propia donde poder contactar con ella (aparte de las redes sociales y del blog), donde muestra alguna de sus creaciones. A todo esto tenemos que sumarle la “afición” por estar actualizada asistiendo a eventos de carácter internacional para tener de primera mano inspiración y poder seguir las tendencias del sector con las que después poder nutrir a su creatividad y que se vean reflejadas en sus creaciones.

Como podemos ver en este ejemplo de reinvención de uno mismo y del trabajo, el vértigo producido por marcar un punto de inflexión que implique un giro de 180º a nuestra vida, es sólo una cuestión de determinación y decisión. Obviamente, antes de emprender nada, tenemos que tener en cuenta la viabilidad de nuestro proyecto. Para ello podemos partir de la tesitura de detectar un problema que requiera una solución, o una solución más efectiva, y nuestra necesidad de presentar una solución original, efectiva y que los futuros clientes estén dispuestos a pagar por ellos.

Como podéis comprobar, no es imprescindible que seamos unos especialistas en marketing o en los negocios para emprender en algún campo que nos pueda hacer felices.

Y tú, ¿Qué haces para reinventarte?

Anuncios
 
7 comentarios

Publicado por en 30 enero, 2013 en C.M., Inicio

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

7 Respuestas a “Reinventarse o Morir

  1. Vanessa Aslan

    31 enero, 2013 at 8:31 am

    Me he quedado sin palabras… y eso debo decir que es difícil. Bueno una no me puede faltar “GRACIAS” por dedicarme este post y por poner en valor la fuerza de la ilusión, que en la mayoría de los casos como bien tu describes muchos se esfuerzan en desmerecer.

    Son tiempos en lo que una idea sin más no vale nada. Pongamos una fecha a esa idea y tendremos un objetivo y trabaja por conseguirlo. Si los obstáculos te impiden llegar a tu objetivo en la fecha prevista “no abandones” tan solo fija una nueva fecha y sigue trabajando. Es una carrera de fondo.

    Me encanta que digan de mí que soy una “Sombrerera Loca”, creo que es como me ven las personas que no me conocen, los que están cerca de mí saben que tan sólo soy una “Sombrerera Ilusionada”

    Muchísimas gracias de Nuevo Jota.

    Vanessa Aslan.

     
  2. Patricia Espejo

    31 enero, 2013 at 8:41 am

    Precioso post,nada más adecuado al trabajo que realiza Vanessa,enhorabuena guapa,y al porpietario del blog,por supuesto,exquisito texto.

     
    • Vanessa Aslan

      1 febrero, 2013 at 8:55 am

      Siempre una palabra de apoyo. ¡¡¡¡Muchas gracias Patricia!!!

       
  3. inma delgado

    31 enero, 2013 at 2:38 pm

    Enhorabuena al autor de este post y un diez para Vanessa Aslan!! Desde que la conocí y ví sus diseños supe que escondían algo especial y de verdad que aquí se ha descrito a la perfección!!!

    Me ha encantado leer estas palabras tan bonitas y positivas después de ver telediarios e informativos con tantas negatividad.

    Animo a todo el mundo a emprender y luchar por sus sueños porque como bien me dijo un día Vanessa: “La meta esta ahí y llegaremos tarde o temprano”

    Besos

    Inma

     
  4. elcuadernodejota

    31 enero, 2013 at 5:54 pm

    Muchas gracias por vuestros comentarios hacia el post y el blog.

    Era un post que llevaba tiempo pensando como poder afrontarlo de modo que no supusiese un “trabajo” o una “obligación” autoimpuesta y, que me permitiese del modo más objetivo y con el cariño y afecto que le tengo a Vanessa y su trabajo, poder encauzarlo dentro de un area tan complejo como es el ser emprendedor.

    Simplemente he tratado de mostrar como ejemplo su trabajo, para que pueda servir de orientación a aquellas personas que demandan algo más para sí mismos a través de su trabajo diario. Me ha costado sacar este post porque quería que fuese un tanto especial; tratarlo con tiempo, hacerlo madurar en la cabeza y en algunos trozos de papel y dejar que evolucionase de la manera más natural posible en la transcripción de los retales de texto que había ido acumulando hasta llegar a la madurez imperfecta de este post (lo siento no soy perfecto, y mi blog tampoco 😉 )

    Creo también que muestra lo que es ser una persona emprendedora al frente de eso que está tan de moda llamado “StartUp” y, que simplemente, no es más que un concepto empresarial donde se tiene mucho trabajo con muy poco personal y cuya filosofía existencial no es otra que esa precisamente para alcanzar los objetivos marcados a través de la excelencia en las capacidades personales y profesionales por encima de las curriculares.

    Y de nuevo os reitero mi agradecimiento.
    ¡Mil gracias a todas!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: